Inicio » Análisis de productos » 7 preguntas resueltas sobre la cloración salina

7 preguntas resueltas sobre la cloración salina

La cloración salina es un sistema de filtración saludable, económico y cuyo mantenimiento es sencillo.

¿Te estás planteando dejar la desinfección de toda la vida por la cloración salina?, quizás tienes algunas dudas respecto a este sistema y necesitas resolverlas para dar el paso definitivo. Vamos a ayudarte a decidirte y a que descubras que la cloración salina es un excelente método para tener tu piscina desinfectada y equilibrada.

En otros artículos hemos explicado en qué consiste la cloración salina, sus ventajas y todas sus características, por lo que no nos explayaremos de nuevo en eso.

Leer artículo qué es la cloración Salina

En este post nos centraremos en resolver algunas dudas que plantea este sistema de desinfección y que a lo largo de los años nos han trasladado nuestros clientes, pero para no dejar nada en el aire sobre qué es la cloración salina, diremos, de forma breve, que consiste en la generación de cloro a partir de la sal común que se ha disuelto en el agua, unos 6 kg de sal por cada m3 de agua (este proceso se denomina electrólisis).

Este método de desinfección llegó a España alrededor del año 2000, y desde entonces ha ido evolucionando hasta convertirse en uno de los sistemas más demandados a la hora de desinfectar una piscina de forma eficaz.

Vamos con esas 7 preguntas y sus respuestas correspondientes.

Preguntas sobre la cloración salina

1- ¿Es un sistema caro?

Probablemente es la primera pregunta que nos hacen. No, un clorador salino no es caro si se mira a medio y largo plazo. Obviamente en un primer momento el clorador salino es más caro que el cloro, pero ten en cuenta que ya no tendrás que comprar más cloro, por lo tanto, a la larga ahorrarás dinero tanto en el mantenimiento como en productos químicos.

El único producto químico que tienes que comprar es el reductor de pH, que utilizarás, en circunstancias normales, una vez al año.

También tienes que tener en cuenta que la cloración salina, junto a otras acciones de mantenimiento, te permitirá mantener el agua año a año  lo que hará que no tengas que vaciar la piscina y llenarla cada año.

2- ¿Es difícil de instalar?

No, en absoluto. Lo puedes hacer tú mismo. Solo necesitas una cuter o cualquier herramienta de corte, tubería de PVC donde ira instalado el clorador salino y un pegamento. Aunque si lo prefieres puede hacerlo un instalador de tu confianza.

3- ¿Por qué se dice que es más saludable?

Es cierto, el agua de tu piscina tratada con cloración salina es más saludable que si la tratas con cloro convencional. No tendrás lo negativo del cloro como la irritación de ojos o picor de piel, ya que se eliminan las cloraminas que son las causantes de esos efectos tan molestos.

En este punto tenemos que aclarar que para que sea una desinfección eficaz y por tanto más saludable tienes que tener el pH del agua en los niveles recomendados (entre 7.2 y 7.6). Y también relacionado con el pH es la siguiente pregunta.

4- ¿Se puede desequilibrar el pH con la cloración salina?

Sí. En el proceso de disociación de cloro y sodio el pH tiende a incrementarse, por lo que te recomendamos controlarlo con regularidad. Esto no es exclusivo de la cloración salina, con la desinfección con cloro también tienes que estar pendiente del pH, incluso más, ya que con el cloro el desequilibrio es mayor.

Para saber más lee este artículo sobre el Ph

5- ¿Sirve para cualquier piscina?

Sí, cualquier piscina puede tener un clorador salino, aunque tienes que tener en cuenta la importancia de que un profesional te aconseje sobre el tipo de clorador que necesitas para tu piscina. Si te equivocas al instalar un equipo tu desinfección no será eficaz y el consumo de energía será mayor.

También puedes utilizar un clorador salino si tienes un spa, balneario, fuente…

6- ¿La sal producida es corrosiva?

No, la concentración de sal es tan baja que no tiene efectos corrosivos sobre la superficie de la piscina ni en filtros y bombas, como sí los tiene si utilizas cloro.

7- ¿Bañarse en una piscina con cloración salina es como bañarse en el mar?

Es fácil hacer ese paralelismo, pero sentimos decepcionar a todos los que buscan tener en su casa un pedazo de mar. La salinidad de una piscina es de 6 a 8 veces inferior a la del agua de mar. Para ponerle cifras más concretas te diremos que el agua de una piscina con cloración salina tiene una concentración de sal de 5 a 7 gramos por litro, y que el agua de mar contiene unos 37 gramos por litro.

Esperamos que con este artículo te hayamos ayudado a decidirte si tenías alguna duda sobre la cloración salina.

2 Comentarios

  1. Quimsa dice:

    Buen artículo. Despeja muchas dudas que habitualmente surgen. Gracias por compartir, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Send this to a friend