Inicio » Artículos de interés » Consejos para que no afecten a tu piscina las tormentas de verano

Consejos para que no afecten a tu piscina las tormentas de verano

El verano es una época del año bastante estable en cuanto a cambios climatológicos se refiere. Es habitual el buen tiempo y el calor, excesivo en algunas ocasiones. Aunque también es tiempo de esas tormentas de verano que pueden descargar abundante agua en un corto lapso de tiempo, precisamente para contrarrestar ese excesivo calor.

Septiembre como último mes de verano es, tal vez también, el más inestable y, por consiguiente, cuando más se dan estas tormentas de verano.

Estas tormentas veraniegas son beneficiosas porque vienen acompañadas de un descenso de las temperaturas haciendo el verano más agradable. Pero para todo aquel que tiene una piscina puede ser un auténtico quebradero de cabeza, debido a que una piscina que era transparente y limpia se transforma de repente en una mancha turbia.

¿Qué le ocurre a una piscina con una tormenta de verano?

Una tormenta significa:

  • Abundante agua a temperatura diferente que el agua de la piscina.
  • Vientos que arrastran todo tipo de residuos: tierra, barro, hojas, fosfatos, insectos…

Estos factores hacen que:

  • El agua de procedente de la lluvia diluye el cloro con capacidad desinfectante y varía los niveles de pH.
  • La suciedad arrastrada por el viento contamina el agua y provoca que el cloro libre se consuma pasando a ser cloro combinado, con lo que no tiene propiedades desinfectantes. Tu piscina está indefensa ante bacterias, algas…
  • A nivel externo las partículas en suspensión arrastradas por la lluvia enturbian el agua haciendo que pierda la transparencia. Por otra parte también son arrastrados por el viento fosfatos y ya sabes que los fosfatos son los perfectos nutrientes para las algas.
  • Los posibles cortes de corriente que conllevan las tormentas más fuertes pueden detener el sistema de filtración impidiendo la recirculación del agua y su filtración. Cuando esto sucede tampoco se produce una desinfección eficaz del agua de la piscina.

¿Por qué sucede esto?

La principal causa por la que una tormenta afecta a tu piscina es que antes de que se desencadene la tormenta los niveles de cloro y pH están desajustados. Aunque también es cierto que por muy bien ajustados que tengas los niveles y se da una tormenta muy fuerte, tu piscina saldrá afectada.

¿Cómo evitarlo?

Ante cualquier aviso de tormenta te recomendamos comprobar los niveles del pH y del cloro para ver que sean correctos. Los daños siempre serán menores si los niveles son los adecuados.

También es recomendable que si se esperan fuertes tormentas incrementes las cantidades de cloro y aumentes el tiempo de filtración, especialmente si dispones de cloración salina.

También es muy aconsejable tener un generador de energía por si hay un fallo en el suministro eléctrico general y se te detiene el sistema de filtrado.

¿Qué haces si ya te ha afectado la tormenta de verano?

Tranquilo, es algo muy común. Lo primero que tienes que hacer es evaluar los daños.

Mide los niveles de pH y cloro y equilibra estos valores si son incorrectos (es lo más probable). Estas mediciones las realizarás las veces necesarias hasta que los niveles sean adecuados.

Es importante no verter producto en exceso, si nos pasamos con el cloro los valores no serán correctamente indicados, además que puede provocar lesiones respiratorias y daños en ojos y piel.

Es recomendable utilizar cloro de acción rápida (o dicloro) para obtener rápidamente la cantidad necesaria de cloro residual. Este proceso también es denominado cloración de choque. Y es necesario cuando ya tienes algas en la piscina o la turbidez del agua es importante. Llegados a este punto no te serán útiles los productos preventivos o de mantenimiento.

Para saber más lee nuestro artículo Qué es una cloración de choque

Una vez los niveles de cloro y pH son los adecuados, te recomendamos que utilices productos para conseguir un agua cristalina (floculantes) y algicidas (antialgas). Existen en el mercado productos multiacción que son muy eficaces.

Pon a trabajar el sistema de filtración 24 horas. Pasado ese tiempo y si has seguido nuestros consejos tendrás una piscina con agua cristalina y desinfectada.

¿Y si la piscina sigue turbia?

Realiza de nuevo todo el proceso: medición, cloración de choque, filtración. Si ves que no se soluciona ponte en contacto con nosotros o con el profesional que quieras para resolver el problema.

2 Comentarios

  1. Jordi dice:

    Al vaciar la piscina y volverla a llenar el el recubrimiento de arkopal han salido montones de manchas como de humedad y cuesta muchísimo sacarlas el robot pasa por encima y no hace nada, cuál es su causa y como eliminarlas? Gracias y espero respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Send this to a friend