Inicio » ¿Cómo elegir? » Cobertores de invierno para tu piscina

Cobertores de invierno para tu piscina

Antes de la llegada del frio has de realizar algunas acciones en tu piscina para mantener el agua limpia, evitar su evaporación…como por ejemplo la hibernación de la que hablábamos hace unos días. El proceso de hibernación de tu piscina se complementa con la utilización de cobertores o mantas de protección.

En este artículo podrás ver los beneficios para tu piscina si utilizas cobertores y algunas instrucciones de uso para que puedas sacarle el máximo rendimiento.

¿Qué es un cobertor de invierno?

Un cobertor de invierno para piscinas es una lona de poliéster recubierta con PVC, generalmente de doble cara. Su uso se recomienda para la hibernación, ya que impide el paso de la luz, limitando la formación de algas y la caída de elementos externos, como por ejemplo hojas, al interior de la piscina. El cobertor está siempre acompañado de unos elementos de anclaje, los cuales tensan y fijan la manta protectora para que esta sea eficaz. Encontramos desde gomas tensoras, piquetas para césped, resortes dinamométricos o cintas para enrollar el cobertor.

¿Por qué es recomendable instalar un cobertor en tu piscina?

La instalación de un cobertor o manta de protección en la piscina en el transcurso del otoño hasta la primavera, contribuye a mantener el agua de la piscina libre de suciedad, evitando su aparición y la evaporación de gran cantidad de agua. Un dato: su uso durante el proceso de hibernación de la piscina, te puede llegar a ahorrar entre un 35 y 50% en productos químicos, al impedir que el nivel del agua baje sustancialmente por la evaporación.

Además el cobertor es un elemento más de seguridad. Ya necesites un cobertor piscina redondo o un cobertor piscina ovalado, en la tienda Momentos Piscina podrás encontrar el cobertor que necesitas para proteger tu piscina de las inclemencias meteorológicas.

Funciones de un cobertor de invierno

Las funciones más destacadas de los cobertores de inverno son la higiene, la anti evaporación y la seguridad.

  1. Higiene

La función principal de los cobertores es obstaculizar la acción de los rayos solares que hacen proliferar microrganismos que ensucian el agua, como sería el caso de las algas.

Otra utilidad es repeler toda la suciedad que llega a la piscina a través del viento (tierra, hojas, ramas), elementos que podrían atascar las cañerías de desagüe.

Por último, contribuyen a evitar que el agua se hiele en los días más fríos del invierno, lo que podría provocar fisuras en el vaso de la piscina.

  1. Anti evaporación

A pesar de las lluvias, el nivel del agua de la piscina tiende a descender en el transcurso de la primavera. Para que evites un coste innecesario de agua en la puesta en marcha de la piscina, el uso de cobertores durante el invierno, evitan que la evaporación haga bajar substancialmente el nivel del agua.

En el caso de las piscinas interiores, también se recomienda su utilización durante aquellos períodos en que la piscina está en desuso, ya que la atmósfera cálida del interior acentúa la evaporación innecesaria del agua.

  1. Seguridad

La utilización de un cobertor puede reducir el riesgo de que niños y mascotas caigan al agua. Para que sea un elemento fiable de seguridad, ha de estar muy bien fijado, manteniéndolo tenso y rígido. Tienes que tener en cuenta que el peso que el cobertor puede soportar es de entre 25-30kg. Así que si lo que quieres es que su función principal sea la de seguridad, tendrás que adquirir uno muy reforzado y que el fabricante asegure que el cobertor puede soportar más peso.

De todas maneras te recomendamos que si quieres estar más tranquilo respecto a la seguridad instales en tu piscina vallas y/o una alarma para piscinas.

¿Cuantos tipos de cobertores para  la hibernación hay?

Según las características y las necesidades de cada piscina tienes dos tipos para utilizar en el proceso de hibernación.

  1. Cobertor de invierno opaco

Los cobertores opacos son los más utilizados, ya que impiden que la luz solar llegue al agua, evitando la proliferación de algas y otros organismos. La mayoría de estos cobertores tienen una malla cubierta de PVC por las dos bandas, con un tratamiento para los rayos UV. Su peso suele ser de unos 600gr/m2, y se pueden encontrar en diferentes acabados:

  • Color azul/crema, que simula el color del agua, es el color más común.
  • Color azul/negro
  • Color verde/crema

Estos cobertores presentan unos orificios para, en caso de lluvias, dejar pasar el agua y evitar acumulación de agua que podría dañar el cobertor. Para zonas donde les lluvias son frecuentes, se recomienda el uso de un cobertor filtrante.

cobertor piscina opaco invierno

Cobertor para piscina piscina opaco

  1. Cobertor filtrante o de rejilla

Los cobertores filtrantes están formados per una rejilla de polipropileno con un tratamiento para rayos UV. Éstos permiten observar el estado del agua durante el proceso de hibernación. Son muy recomendables para zonas de lluvias y nevadas, con vientos fuertes, ya que evitan la formación de bolsas de agua. Los colores más comunes también son el verde y el azul.

Anclajes

Los tipos de fijaciones también son otra característica, que dependerá de las dimensiones de la piscina, del material sobre el cual se ha de fijar, y del criterio del instalador y del fabricante.

  • Anclaje para suelo duro: vaina de latón y tornillo de acero inoxidable.
  • Anclaje escamotable para suelo duro: vaina de aluminio y tornillo de acero inoxidable.
  • Anclaje para suelo de madera: vaina de aluminio y tornillo de acero inoxidable.
Anclaje cobertor piscina

Anclaje sobre madera

En función de la anchura de la piscina tendrás que instalar previamente en el cobertor unas cintas de parrilla. Cuando la lámina de agua tiene más de 5m de ancho, tendrás que colocar estas cintas per debajo del cobertor, evitando que el cobertor se sumerja en el agua.

Consejos de uso

  • Los cobertores de verano no son aptos para la hibernación, ya que estos solamente sirven per mantener la temperatura del agua.
  • Para conocer las dimensiones de la lona adecuada para tu piscina, tienes que medir ancho y largo, incluyendo los bordes.
  • Es conveniente dejar en el agua elementos que floten, para que su movimiento contribuya a la labor del cobertor y no se formen capas de hielo en el agua.
  • Es necesario cambiar los tensores cuando hayan perdido su elasticidad, eso ocurre cada 3 o 4 años.
  • Cuando comience la temporada de baño y se retire, es importante dejar tapados los anclajes y los tornillos, para evitar que entren partículas que luego impidan volver a montar el cobertor el siguiente invierno.

Tamaño y presupuesto de un cobertor

A la hora de comprar un cobertor para la hibernación de la piscina, lo primero que tienes que tener en cuenta son sus dimensiones. Los cobertores pueden ser de la forma que quieras, según la piscina: rectangular, circular, con la forma de escalera romana, ovalada, etc. Incluso, si se trata de un perímetro con una forma poco común, se pueden hacer plantillas personalizadas.

Para piscinas con escaleras metálicas, se recomienda su extracción al situar el cobertor con amarres. En el caso de ser una escalera fija, tendrás que detallar la posición de la escalera en el perímetro de la piscina.

Se recomienda tomar medidas de las diagonales también, para poder corregir errores de desfase.

Te lo mostramos con un ejemplo práctico:

Una piscina de 10 x 5 m, con  suelo duro, en una zona donde no hay muchas lluvias.

La medida de la lona será de unos 25-33 cm más grande por cada lado, encajando con las dimensiones de la piscina. Al quedar totalmente tapada, evitas que el sol deje marcas de coloración.

Por lo tanto, para una piscina de 10 x 5m, necesitas una lona de 10,5m x 5,5m. El cobertor ya vendrá con sus cintas tensoras situadas, de manera que sólo tendrás que extender el cobertor y situar correctamente las cintas. Finalmente haz los agujeros en el suelo para completar el anclaje.

Te recomendamos el uso de cintas de parrilla para evitar que se formen bolsas en el cobertor y que este se sumerja en el agua. En ese caso necesitas 6 cintas de parrilla de 6 m de longitud, para que sobresalgan del cobertor. Las cintas las fijas en el suelo con una separación entre ellas de 2m, antes de colocar la lona del cobertor.

Un último consejo, para cobertores con amarres tienes que tomar las medidas desde la piedra y para piscinas con cobertores flotantes lo haces desde las paredes internas de la piscina.

Esperamos que estos consejos te sirvan para escoger tu cobertor de invierno.

 

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Send this to a friend