Inicio » Artículos de interés » Cómo superar el miedo al agua

Cómo superar el miedo al agua

No hay nada más natural que el miedo. Todos tenemos o hemos tenido miedo a algo. Miedo a los aviones, a hablar en público, miedo a la oscuridad, a las arañas…y, por supuesto, hay personas que le tienen miedo al agua.

Existen miedos más comunes que otros. Todos conocemos a alguien a quien le pone los pelos de punta ver una serpiente o a quien los payasos le provocan escalofrío. Hay miedos a todo lo imaginable, pero hoy nos centraremos en el miedo que tienen algunas personas al agua, concretamente el miedo a introducirse en el agua.

El miedo no es más que una reacción de nuestro cuerpo ante situaciones, objetos o estímulos que se nos presentan como una amenaza. Ese peligro puede ser real o no, pero nos provoca cambios físicos y/o psicológicos evidentes.

Todas las fobias tienen su propio tratamiento. No pretendemos sustituir a los profesionales que tratan este tipo de comportamientos. En este artículo hablaremos de cómo superar el miedo al agua de los niños, no como un trauma grave, que sí necesitaría entonces un tratamiento profesional, sino como el primer miedo más habitual en los más pequeños.

Tratamiento para superar el miedo al agua de los niños

Es probable que en alguna ocasión hayas escuchado que lo mejor para afrontar un miedo es enfrentarse a él. Nada más lejos de la realidad, al menos en este caso. Si tu hijo tiene miedo a meterse en la piscina o en la playa, lo último que tienes que hacer es forzarle a meterse, porque conseguirás el efecto contrario.

Lo más aconsejable es meterte tu primero en el agua y demostrarle a tu hijo que no pasa nada, transmitirle tranquilidad y sobre todo proporcionarle seguridad. El pequeño tiene que ver que estar dentro del agua puede ser divertido y agradable.

Tómalo con calma, y que sea el pequeño el que marque los ritmos, que sea él quien se meta en el agua por iniciativa propia, tu sólo permanece a su lado y deja que poco a poco se relaje. Se trata de una adaptación progresiva. Por supuesto, no trates de ir más deprisa de lo que él quiera ir, se trata de que pierda el miedo. Si percibe tu ansiedad y falta de paciencia, no le estarás ayudando.

matronatación

Para evitar que el miedo a introducirse en el agua aparezca, te recomendamos que desde bien pequeñitos tengan contacto con el agua. Puedes hacerlo desde que son bebés. A este respecto, puedes leer nuestro artículo sobre la Matronatación.

A partir de los cuatro o cinco años puedes apuntarlos a cursos de natación. La natación es uno de los ejercicios más completos que existen y practicarla le aportará muchos beneficios.

Leer artículo Los beneficios de la natación en los niños.

El miedo al agua en los adultos

Este es un tema más complejo. Según los expertos, el origen a la hidrofobia tiene dos posibles causas.

  • Una educación hidrofóbica, que es cuando el adulto ha volcado consciente o inconscientemente sobre el menor su propio miedo y se lo ha traspasado.
  • Un trauma vivido. Cuando la persona ha sufrido una experiencia traumática en el agua y cualquier contacto con ella le hace revivir aquella mala experiencia.

Insistimos, si se trata de una fobia grave y más si se trata de un miedo causado por un trauma anterior, lo más aconsejable es que lo trate un especialista.

Un tercer caso en los adultos, que no tiene nada que ver con un trauma anterior o con una fobia transmitida por familiares, son las personas que no saben nadar y les cuesta un mundo meterse en la piscina o la playa, por el lógico miedo a no saber reaccionar y ahogarse.

En este caso, seguiríamos paso por paso lo que hemos comentado con los niños. Si puede ser, que sea la pareja, algún familiar o alguien de confianza quien ayude a perder ese miedo poco a poco, para que la persona que tiene miedo descubra que el agua puede ser muy divertida y no una amenaza.

Por supuesto también os animamos a apuntaros a algún curso de natación. ¡Nunca es tarde! Y os aseguramos que habrá valido la pena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Login

Send this to a friend