Inicio » Ayudas prácticas » CÓMO ACTUAR EN CASO DE AHOGO EN PISCINAS

CÓMO ACTUAR EN CASO DE AHOGO EN PISCINAS

Se acerca el verano, y es tiempo de disfrutar, de pasarlo bien, que los niños se pasen el día en la piscina, jugando y divirtiéndose. Una de las premisas para que que nada trunque esa diversión es que tu piscina sea segura y que en caso de que ocurra algún percance sepas cómo actuar en caso de ahogo en tu piscina. Antes de nada una recomendación, toma siempre las medidas necesarias para reducir al mínimo este tipo de situaciones, pero si ocurren, lo primero es mantener la calma y actuar con rapidez.

Según datos de la Asociación de víctimas de accidentes (DIA), el 86% de casos de ahogamiento en España son en piscinas privadas.

No siempre nos bañamos en zonas de supervisión de un socorrista, en las piscinas privadas ese papel lo tienen que asumir los adultos bajo cuya supervisión se encuentran los menores. A continuación te presentamos 4 acciones para hacer frente a una situación de ahogamiento.

Comprobar tu seguridad

Antes de socorrer a una víctima es fundamental asegurarte que la acción es segura para ti. En caso que sea segura podrás intervenir, en caso contrario es mejor esperar los servicios de emergencias.

Sacar la persona del agua

Si sabes nadar y las condiciones son adecuadas, socorrerás a la persona que se encuentra dentro del agua.

Llamar a emergencias

Antes de que realices cualquier maniobra de reanimación es necesario avisar a los servicios de emergencias. Debes facilitarles toda la información necesaria del paciente y responder a todas las preguntas que puedan formularte, siempre manteniendo la calma. Son situaciones en las que el mantenerse tranquilo y lúcido puede ser determinante.

Actuar en función de la situación

Una vez avisado al servicio médico de emergencias, debes comprobar las constantes vitales del afectado. Verifica si está consciente, hablándole  o generándole estímulos de contacto para ver si responde. En caso que no respire, le debes realizar la compresión torácica. Si respira, procederás a abrir la vía respiratoria y situarlo de lado, evitando que inhale su posible vómito.

Si respira y está consciente, lo sentarás y avisarás a los servicios de emergencia para que comprueben posibles lesiones.

Es importante tener presentes estos pasos, ya que la seguridad es la prevención de posibles percances el día de mañana.

Siempre tienes que tener muy en cuenta que en ningún momento puedes dejar a los niños solos en la piscina. La supervisión de un adulto es una de las acciones de prevención más eficaces.

Otras medidas de prevención y que ayudan a minimizar riesgos son productos como vallas, cobertores de seguridad y alarmas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Login

Send this to a friend