Inicio » Artículos de interés » Diviértete con los mejores juegos de agua para niños

Diviértete con los mejores juegos de agua para niños

El verano es sinónimo de diversión, ¿no? así que para estos días tan calurosos, te proponemos algunos juegos de agua con el objetivo de utilizar este elemento como un nuevo material didáctico y de entrenamiento, para que los más pequeños se diviertan a la vez que se refrescan en estos días de vacaciones.

¿Qué son y qué les aportan?

Cualquier actividad puede complementarse con agua, un material alternativo que aporta diversión y dinamismo entre los más pequeños. Es tan simple como cambiar los elementos más tradicionales, como son las pelotas, por nuevos elementos que impliquen el uso de agua: globos, botellas de agua, vasos de plástico, pistolas de agua, esponjas,…

Como otros muchos juegos, podemos hacer variantes para adaptarnos a las necesidades y facultades de cada rango de edad.

Ver juguetes y flotadores

JUEGOS DE PRIMER CONTACTO CON EL AGUA

  1. Gotitas de agua

Para hacer el primer contacto con el agua, echaremos suavemente gotitas de agua por encima de su cabeza, avisándole de que se va a mojar.

  1. Nuestro mar

Situando al bebé en el agua, boca abajo, con la palma de la mano provocaremos pequeñas olas, generando el movimiento del vaivén, hasta que sienta las olas en su cuerpo y cara.

  1. Barquitos4d3bb86f42aa390483cb17608ae947da

Introduciremos en el agua elementos flotantes, como pelotas, burbujas, tablas, manguitos y otros objetos o juguetes y jugaremos a hundirlos.

JUEGOS DE INICIACIÓN (3 A 6 AÑOS)

Con estos juegos el niño aprenderá más sobre el agua, su textura y sus características principales.

¿Cómo es el agua?

Llenaréis de agua todos aquellos recipientes que se te ocurran (jarros, botellas de diferentes medidas, contenedores,..) utilizando embudos, cucharas, bayetas, trapos, etc. El objetivo de este juego es que los niños experimenten con el agua y expliquen lo que sienten.

¿Hacemos burbujas?

Se trata de que descubran que se pueden hacer burbujas con tan sólo agua y aire, que para que aguanten más rato hace falta jabón y que les podéis dar diferentes tamaños según el recipiente que utilicéis.

Con un vaso de agua, cañas de beber, tubos de diferentes medidas y otros recipientes, haréis una lluvia de burbujas, intentando darles diferentes tamaños y esperaréis a ver cuál es la que dura más.

El juego se puede ampliar para niños mayores, utilizando alambres. Manipularéis los alambres hasta darles formas geométricas, dejando un trozo para que sirva de mango, y empaparéis con agua y jabón para hacer burbujas.

¿El hielo es agua?5e437bcce314d94546e489fd31cfd63d

Con la ayuda de cucharas, pinzas y recipientes, cambiaréis de un lado a otro los cubitos de hielo, dejando que se deshagan, y de esta forma les mostrarás que… ¡el hielo es agua!

¿Qué cosas flotan?

Para descubrir el fenómeno de la flotación, hundiréis en el agua objetos que flotan, como los tapones de corcho, pelotas o cucharas de madera, y otros de inmersión, como llaves, tapones de metal o esponjas, y experimentaréis con ellos.

Mezclas con agua

Este ejercicio les servirá para experimentar con los sentidos del tacto. Utilizaréis elementos que cambien sus propiedades con el agua, como la harina, la arena, tierra, etc. Con ello haréis mezclas.

JUEGOS EN GRUPO

Guerra de globosd4390a5de589482f7a83b393a234f3e2

¡Quién no ha jugado alguna vez a una guerra de globos de agua! Se puede jugar de varias maneras, pero una que sea más o menos organizada podría ser la siguiente: Se hacen dos equipos. Se enumeran los participantes y se colocan a unos 10 metros cara a cara. A la misma distancia entre unos y otros habrá un globo de agua por cada equipo dentro de un círculo. Cuando el monitor o adulto responsable diga un número, los dos miembros del equipo tienen que correr a buscar su globo y tirarlo contra el rival, sin salir del círculo. A ver qué equipo moja más.

Caza a ciegas

El cazador es un niño/a, con los ojos tapados y un globo de agua en las manos. A su alrededor corre el resto del grupo, hasta que el cazador o cazadora de en medio diga ”STOP”. Entonces todos paran. Quién tiene el globo puede preguntar dónde están, y el resto marcará su posición con algún ruido. El cazador ciego tendrá que tirar el globo de agua para tocar alguno y las presas sólo podrán hacer tres saltos para evitarlo.

Con el globo de agua al cuello

Por parejas, y un pequeño circuito, más o menos complicado, se tienen que transportar globos de agua con la ayuda de la barbilla y el pecho.

La sábana que tapa

Se crea un campo dividido en dos. En medio, se pone una sábana que impida ver el otro lado. A lado y lado, estarán los dos equipos, distinguidos por colores. Con globos de agua del color correspondiente, cada participante tendrá que tirar su globo con la intención de que explote al otro lado. La misión es conseguir que no exploten en tu campo y recuperar el máximo número de globos del equipo contrario. Por lo tanto, gana el equipo que acabe con más globos del contrario.

El gato y el ratón3654fdeac8a9194257ca6a75ec7b13c2

Se colocan los participantes en círculo, sentados en el suelo. A uno de ellos, el gato, se le da un globo de agua y a otro, que hará de ratón, un vaso lleno de agua. La idea es que el gato atrape el ratón y para ello, el globo de agua y el vaso tendrán que pasar de mano en mano hacia el lado que diga el monitor. Cuando el gato-globo atrape al ratón-vaso, el niño o niña que tenga el vaso en la mano se tiene que tirar el vaso de agua por encima. Es mejor que para este juego no haya más de quince participantes, sino se hace pesado.

Pepes y Marías

Este juego es para 20 o 30 participantes. Se reparten en dos grupos iguales y se colocan en dos filas, cara a cara. Uno son los Pepes y el otro las Marías, aunque no se trata de hacer equipos por sexos. Cuando el monitor da la señal, los dos grupos avanzan hacia delante, hasta que llama a uno de los dos equipos, las Marías, por ejemplo, que entonces tienen que atrapar a los Pepes. Cuando una María atrapa a un Pepe, tiene que mojarle con una jeringa de agua, y entonces éste pasa a ser del equipo contrario. Gana el equipo que consigue más miembros.

El depósito agujereadocaf849c4a8ea21544b2022061e1583e5

De ocho jugadores como mínimo. Se vuelven a repartir en dos grupos iguales y se colocan en dos filas, a cada punto del patio o del sitio donde se juegue. Cada equipo cuenta con un espacio determinado. Se trata de llenar el recipiente del campo contrario con el agua del cubo en campo propio. La dificultad está en que el agua se traslada en vasos agujereados y que en campo contrario se puede ser atacado, con objetos de agua, por los miembros del equipo rival. Gana el equipo que antes llena el recipiente.

¡¡Esperamos que con estos juegos de agua paséis un verano de lo más divertido!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Login

Send this to a friend