Inicio » Artículos de interés » La puesta a punto del jardín

La puesta a punto del jardín

cabeceraHa llegado la primavera y con ella las ganas de disfrutar de tu jardín. Esto es posible gracias a todos los cuidados realizados los meses previos y los que tienes que seguir haciendo. ¡Así que empecemos, ¡manos a la obra con la preparación de tu jardín!

HERRAMIENTAS IMPRESCINDIBLES

Para un correcto mantenimiento y facilitar las tareas que deberás llevar a cabo, es indispensable disponer de estos productos (o similares):

  • Elementos para la distribución de agua: puedes utilizar una manguera o un sistema de riego automatizado con difusores, que aunque inicialmente no sea la opción más económica, resulta una inversión a medio y largo plazo.
  • La tierra y sus abonos: la tierra es la materia prima necesaria para dar lugar a tu jardín, y para ello también necesitarás los abonos que la alimenten.
  • Corta-césped: vas a necesitar esta maquinaria para sanear el césped en esta época del año. Ver nuestros corta-céspedes
  • Escarificador: esta herramienta te va ayudar a airear el terreno y facilitar la filtración del agua, muy importante para que tus plantas se alimenten sin dificultad.
  • Tijeras de poda: te harán falta para recortar aquellas plantas o ramas que invadan el terreno de otras impidiéndolas crecer.
  • Insecticidas y fungicidas: para combatir y prevenir las plagas.
  • Fertilizantes: darán esa dosis de fuerza y color a las plantas.
  • Otra maquinaria y accesorios: nunca viene mal disponer de herramientas complementarias. Ver nuestros módelos de Motosierras, desbrozadoras y otras herramientas…

CUIDADOS NECESARIOScomo-cuando-escarificar-cesped-airear-fieltro

Poner a punto el jardín no es una tarea cualquiera, sino que requiere atención y constancia. A continuación te explicamos las tareas que deberás llevar a cabo para preparar tu jardín para el buen tiempo:

  • Escarificar: araña el terreno para romper y eliminar al máximo el fieltro. El fieltro es una capa fina de unos 1-2 cm, formada de tierra, restos de raíces y hojas. Esta capa es bastante impermeable e impide que el agua, los abonos y el aire pasen bien. Además la presencia de esta capa favorece la aparición de hongos.
  • Podar: para permitir que todas las plantas tengan su espacio y crezcan con vitalidad, es importante recortar aquellas ramas que invadan el espacio de las demás plantas, impidiéndoles respirar y crecer con libertad.
  • Semillar: Tras el escarificado y la poda, puede que te hayan aparecido zonas sin césped. Para solventar este problema semilla las calvas que pueda haber y a continuación añade recebo. El recebo es una tierra rica en nutrientes que consigue, junto a la escarificación, una tierra más fértil.
  • Abonar: Hay abonos de varios tipos, pero se pueden clasificar en dos grupos: abonos orgánicos, que aportan de todo en poca cantidad y mejoran el suelo. Y los abonos químicos o minerales, que únicamente aportan nutrientes y por tanto enriquecen el suelo, alimentado rápidamente a las plantas.
  • Regar: una vez aplicado el abono hay que regar el césped para que se lo disuelva. Aunque parezca una tarea sin más, no abuses de ella, ya que es habitual ahogar las plantas por un exceso de agua.
  • Tratamiento de insecticida y fungicida: Para evitar la aparición de plagas como de hongos, te aconsejamos  hacer el tratamiento antes de la aparición  del problema. Tanto para el insecticida como para el fungicida, es recomendable aplicarlos una vez por semana durante tres semanas, siempre mejor por la tarde/noche.
  • Plantar nuevas variedades: En esta época del año es bueno plantar nuevas variedades, sobre todo para sustituir aquellas plantas de temporada, ya pasadas. Podemos dividir las plantas en aquellas que queremos conservar todo el año y las de temporada. Las plantas que duran todo el año, actúan como si un fondo de armario se tratase, y son variedades como las plantas preciosas: rosales, azaleas, fucsias… Por otro lado tienes las plantas de temporada, que tras pasada ésta se tienen que remplazar, como pueden ser las petunias, verbenas…todo según el clima y la orientación.
  • Si quieres hacer un huerto urbano también es el momento.
  • Prepara el semillero si quieres sembrar. Aquí te contamos también como cultivar de manera fácil y casera algunas variedades.
  • En el caso de las plantas de interior es el momento de prepararles la puesta a punto para la primavera. Por ello agradecen una buena poda y un cambio de maceta (es importante deshacer el cepellón, la tierra rígida que impide que las raíces se expandan).

LOS ERRORES MÁS COMUNES

Presta especial atención a este apartado, los errores más comunes que debes evitar cometer:

  • Exceso de riego. Cuando las hojas se ponen amarillentas quiere decir que las raíces se pudren, suele ser causado por exceso de riego.
  • Exceso de abono: vuelve las hojas oscuras.
  • Regar en horas de sol.
  • Tener miedo a podar. Las podas tienen que ser generosas.

LOS ABONOS

gardening_i

Anteriormente hemos comentado que abonar es un paso importante para la puesta a punto de tu jardín, y para ello el mercado te ofrece una gran variedad de este producto. Algunas variedades son:

  • Abonos orgánicos
    • Estiércoles: procedentes de deyecciones animales, los encontramos de vaca, oveja, caballo, cabra,…
    • Compostaje: obtenido a partir de restos vegetales y otras materias orgánicas. El proceso de compostaje es muy simple e incluso puedes hacer uno casero, con los residuos vegetales del jardín y de la comida.
    • Turba: muy utilizada como base para preparar substratos para macetas y hacer semilleros, la hay de dos tipos, la negra y la rubia, ésta última es muy ácida.
    • Extractos húmicos: su uso se encuentra básicamente en horticultura intensiva. Se trata de ácidos húmicos y flúvicos procedentes de sustancias orgánicas.
  • Abonos minerales o fertilizantes químicos
    • Fertilizantes minerales convencionales.
    • Fertilizantes órgano-minerales: es una mezcla de materia orgánica con nutrientes minerales.
    • Fertilizantes de lenta liberación: se caracterizan por su disolución lenta, liberando de este modo los nutrientes a lo largo de varios meses.
    • Abonos líquidos y para fertilización: usados para macetas y plantas de interior.
    • Abonos foliares: su aplicación es mediante la pulverización, y se usa como complemento del abonado de fondo. Es recomendable para aportar micronutrientes.
    • Correctores de carencias: especialmente diseñados para corregir carencias concretas.

¡COLOREA TU JARDÍN!

PETUNIAS

A continuación te dejamos algunos trucos para dar vida a tu jardín:

Dale color con plantas de gran tamaño y colores vivos. Las plantas anuales que ya pasaron por su momento de esplendor pueden ser reemplazadas por nuevas flores como lirios, fucsias, u hortensias. También puedes adquirir plantas de verano: caléndulas, petunias…

Agregar recipientes movibles. Utiliza macetas que puedas redistribuir por el jardín, puedes mover por ejemplo trompetas de ángel como puntos de color por el jardín.

Flores de clima frío para el final del verano. Para el final del verano, puedes mantener el punto de color en tu jardín con plantas coloridas de clima frio, como pueden ser los pensamientos, violas, crisantemos…Florecerán hasta la primera helada, e incluso algunas soportaran las bajas temperaturas.

Sé limpio. Quita las flores marchitas con regularidad, ayuda a que las planas sigan floreciendo. Recorta bien las plantas que vuelvan a florecer, como las petunias, geranios…les da un segundo impulso para otra tanda de flores. Poda las plantas muy agresivas que puedan invadir a las que la rodean. Tus plantas se beneficiarán del espacio adicional para crecer y respirar.

¡El tiempo dedicado a tu jardín, recompensa!

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Send this to a friend