Inicio » Artículos de interés » Diferencias entre un aspersor y un difusor

Diferencias entre un aspersor y un difusor

Cuando te planteas cómo regar tu jardín para tenerlo en perfectas condiciones, hay una serie de preguntas que van surgiendo, una de ellas es saber si vas a necesitar difusores o aspersores para hacer llegar el agua a tu jardín de una forma óptima.

El agua es uno de los recursos más preciados que tenemos y a nadie le gusta malgastarla, por solidaridad con el resto y porque afecta a tu bolsillo.

De esta manera la opción que elijas para regar tu jardín podrá permitirte ahorrar agua, si ésta es acertada. Recuerda esta palabra: sostenibilidad.

Son varios los elementos que forman el sistema de riego de un jardín, uno de ellos es la pieza que distribuye el agua. Puede ser un difusor o un aspersor ¿Cuál te conviene más para regar tu jardín? Esta pregunta te la vamos a resolver en este artículo.

Qué diferencias hay entre difusores y aspersores

Difusor

difusor riego jardín

Un difusor emite una cortina constante de agua con forma de abanico y no hace ningún tipo de giro o rotación.

Lo que sí puedes modificar de un difusor es el ángulo en el que quieres que se reparta el agua, va de 0 a 360 grados.

Para regular los difusores generalmente se puede hacer a mano, girando la rueda situada en la tobera de salida.

El riego con difusores es más eficiente pero el alcance es menor, por ello son más indicados para jardines de reducidas dimensiones.

Aspersor

aspersor-circular-compacto-333bda1e

Un aspersor, o también llamado turbina, expulsa el agua de forma giratoria y repetitiva y cuyo ángulo de rotación puedes modificar según tus necesidades (de 0 a 360 grados según la marca o modelo). A diferencia de los difusores, necesitarás herramientas para poder regular los aspersores.

Los aspersores son recomendables para jardines de mayores dimensiones.

Otra cuestión que tienes que tener presente es que los aspersores necesitan mayor caudal y presión que los difusores.

Riego solapado al 100%

Para evitar que algunas zonas de tu jardín no reciban agua o, que por lo contrario, reciban demasiada, tienes que elaborar un proyecto de riego, que no es otra cosa que saber dónde vas a colocar cada aspersor o difusor de riego para que cubra el 100% del jardín.

Para cubrir la totalidad de la zona que quieres regar tienes que solapar la zona regada por un aspersor o difusor por la de otro, es decir que habrá zonas que reciban el riego de dos aspersores.

Un ejemplo práctico: si tu aspersor tiene un radio de acción de 5 metros, podrías pensar que el siguiente aspersor lo tienes que colocar a 10 metros, ¿no?, pues no, lo tienes que colocar a 5 metros para que las dos zonas se solapen y ninguna quede sin regar.

Si tienes una zona ajardinada bastante grande te recomendamos que contactes con profesionales que te ayuden a elaborar un proyecto de riego y te asesoren para que tu jardín esté en perfectas condiciones. Pero si te gusta la jardinería, tienes tiempo y quieres hacerlo tú, te aconsejamos que antes de nada, elabores un proyecto de riego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Send this to a friend