Inicio » ¿Cómo elegir? » Césped natural o césped artificial para mi piscina

Césped natural o césped artificial para mi piscina

Tienes dudas respecto al tipo de césped que quieres colocar alrededor de la piscina. Te encuentras en esa disyuntiva en la que no sabes si decidirte por el césped natural o por el artificial ¿Verdad? Tenemos la solución a tu problema.

Vamos a intentar con este artículo que puedas tomar la decisión más beneficiosa para tus necesidades.

La elección del césped es una decisión importante, ya que es probable que pases más tiempo en el césped que dentro del agua. Ya sea para tomar el sol, para vigilar a los niños, para tomar algo bien fresquito o simplemente para descansar después de una jornada de trabajo.

Ahora viene la pregunta del millón ¿Es mejor el césped natural o el artificial?

La respuesta es: depende, según su uso, el tiempo y recursos que puedas dedicar a su mantenimiento, la climatología de la zona en la que vives… Vamos a desarrollar un poquito más la respuesta para darte más bases en las que sustentar tu decisión.

Césped natural

Un buen césped tiene que ser suave al tacto, de un color verde intenso, que crezca fuerte, denso y vigoroso, resistente a las posibles enfermedades. Esas características sólo las tiene el césped natural.

Claro que no cualquier césped natural te va a servir. ¿Sabías que existen unas 10.000 clases diferentes de césped natural? Todas ellas pertenecientes a la familia de las gramíneas.

Según el uso que vayamos a darle hay un tipo u otro de césped: ornamental, sport, duro…pero tú lo que necesitas es un césped adecuado para la piscina ¿no?

Aparte del uso que le vayas a dar al cesped, tienes que considerar:

  • Clima
  • Suelo
  • Agua disponible
  • Drenaje
  • Climatología
  • Sombra

Necesitas que, además de las características que hemos señalado un poco más arriba, la hierba sea fresca, antideslizante e higiénica.

También tienes que tener en cuenta que al estar cerca de una piscina el césped sufrirá las acciones de un exceso de humedad, constantes pisadas, los efectos del cloro y otros productos químicos…

Entonces, ¿no puedes tenerlo todo? Una especie resistente al ajetreo de pisadas, al cloro y la humedad y que también sea un césped bonito, fino y de calidad. Sí, se puede.

El césped natural que agrupa todas esas condiciones es el que contiene la mezcla de las semillas: agrostis tenuis, festuca rubra, poa pratensis y ray-grass inglés.

Lo que tienes que pedir es una mezcla equilibrada de todas ellas. Además, y como otra ventaja,  la poa pratensis requiere poco mantenimiento.

No te preocupes, existen muchas marcas que comercializan este tipo de mezclas ya preparadas o en tepes, listas para implantarlos.

Preguntas frecuentes

¿Cuánta tierra necesitas para implantar el césped natural?

Necesitas una buena capa de 20 cm. de tierra, para que el césped se asiente con fuerza. El tipo de tierra más adecuada es la arenosa, que esté suelta, no pesada ni arcillosa.

¿Cuántas veces tienes que regarlo en verano?

El agua que no falte, pero sin pasarse, un exceso de agua sería contraproducente, ya que asfixiarías las raíces y provocarías la proliferación de hongos.

Cada día riega unos 15 minutos con los difusores y 25 minutos con los aspersores.

¿Cuál es el mejor momento para regar?

Siempre por la mañana o al atardecer, y si tienes riego automático, puedes hacerlo por la noche. Nunca riegues a las horas más calurosas, perderás agua por la evaporación y favoreces a la propagación de hongos.

¿Qué abono es el más indicado?

Antes de esparcir las semillas el mejor abono es el consistente en nitrógeno, fósforo y potasio.

Césped artificial

También puedes optar por el césped artificial, pero tienes que tener en cuenta las siguientes consideraciones al compararlo con el césped natural:

  • El césped sintético no tiene capacidad de regeneración, por lo que cuando esté deteriorado hay que cambiarlo para evitar los diferentes parches de color.
  • Es menos fresco.
  • Se calienta más en las zonas expuestas al sol
  • Los que son para un uso frecuente y tienen una mejor textura  sufren un mayor desgaste, por lo que se han de cambiar antes.

Aspectos positivos:

  • No requiere un mantenimiento como el césped natural.
  • Ahorras en agua, aspersores, abono…y tiempo, que es muy valioso.
  • El césped artificial ha evolucionado mucho estos últimos años y tienen un aspecto que se acerca mucho al césped natural.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a tu elección respecto al césped que vas a colocar cerca de tu piscina. Para ese o cualquier otro asunto no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Login

Send this to a friend