Inicio » Artículos de interés » Cómo ahorrar agua

Cómo ahorrar agua

Uno de los principales objetivos de cualquier hogar es intentar limitar los gastos, y uno de ellos es ahorrar agua. El augmento del consumo de agua se incrementa especialmente ahora, cuando suben las temperaturas y te das más de una ducha al día, o tienes un jardín que consume mucha agua o simplemente se ponen varias lavadoras. No te preocupes porque vamos a darte unos trucos para que puedas ahorrar agua este verano (y el resto del año).

El agua es uno de los bienes más preciados que tiene el ser humano, por no decir el que más. Sin ella simplemente dejaríamos de existir, así como los animales, plantas…Se tiende a pensar que es un bien ilimitado y que tenemos total acceso a ella, pero eso no es así. Se tiene que aprender a valorar el agua como lo que es. Pero dejando de lado el aspecto medioambiental, que también es muy importante, vamos a centrarnos en el aspecto económico y más concretamente en cómo ahorrar agua en tu casa.

Cada uno de nosotros/as gasta entre 100 y 200 litros de agua al día para consumos domésticos. Esto es un total de 415 hm3 por año, una cantidad muy alta si tenemos en cuenta que hay lugares del planeta donde apenas consumen 5 litros al día. Aunque también es cierto que España es de los países más eficientes a la hora de consumir agua en Europa.

La vida doméstica genera un consumo continuo de agua, que se puede reducir entre un 30% y un 50%, si tomamos las medidas adecuadas. Para fomentar el ahorro, las distintas administraciones públicas, así como las organizaciones del sector y otras entidades interesadas en el consumo responsable llevan a cabo campañas de información y sensibilización.

Vamos con los consejos que te harán ahorra agua:

Uso de electrodomésticos: lavadora y lavavajillas

Una lavadora consume entre 40 y 70 litros de agua dependiendo de la capacidad de carga. Elige la que se adapte mejor a tus necesidades, por ejemplo: las lavadoras con una carga de 7 kg de ropa consumen entre 42 y 62 litros de agua, en cambio si la capacidad de carga es de 5 kilos, el consumo de agua es de entre 39 y 52 litros.

Cómo ahorra agua

En cuanto a la forma de la lavadora, se recomienda utilizar una lavadora con carga frontal, son más eficientes. Puedes ahorrar entre 40 y 50 litros de agua más que una lavadora de carga superior. Seguro que te preguntas qué importa dónde este situada la carga ¿no?, pues sí importa, y mucho. Ahorras agua con una lavadora con carga frontal porque el tambor realiza movimientos de golpe y caída, y de esa manera circula mejor el agua. Estas lavadoras son más caras, pero a la larga ahorrarás.

Otra cosa en la que te debes fijar a la hora de comprar cualquier electrodoméstico es en la tarjeta energética, obligatoria desde 2011 y que nos indica el consumo energético de cada aparato.

Dentro de las máquinas vamos a mencionar también un electrodoméstico muy utilizado: el lavavajillas, este aparato consume entre 30 y 50 litros de agua cada vez que se utiliza. Puedes pensar que es un despilfarro pero está comprobado que ahorras unos 30 litros con el lavavajillas que si lavas a mano. Si te decides por lavar a mano abre el grifo únicamente lo imprescindible para un lavado eficiente.
Otro consejo: Si esperamos a llenar la lavadora y el lavavajillas al máximo de su capacidad para ponerlos en funcionamiento, ahorraremos agua y energía eléctrica.

Fugas

No puedes permitirte que un grifo gotee. Realiza un mantenimiento preventivo, revisa cada grifo. Y si hay que hacer alguna reforma y te animas a hacerla tu mismo asegúrate de hacer un buen trabajo y que no se produzca ninguna rotura o defecto en la instalación que provoque una fuga de agua, por mínima que esta sea. Un ejemplo: una gota cada dos segundos, representa 500 litros al mes y 6.000 litros de agua desperdiciada al año, una barbaridad. Otro ejemplo más dramático: un hilo de agua son 3.000 litros al mes y 36.000 al año.
Si evitas las fugas y reparas los grifos que gotean ahorrarás hasta 30 litros al día.

Jardín

La mejor opción para disfrutar de tu jardín pasa por confiar en productos que ahorren agua por sí mismos y, además controlar el riego desde cualquier lugar. Hoy día hay multitud de productos que te ayudan en esos propósitos, como por ejemplo:

  • Sensor de lluvia (para no regar si llueve)
  • Programadores de riego
  • Sensores de humedad
  • Boquillas de precisión
  • Difusores con regulador de presión

Además de adquirir productos que te ayuden a ahorrar agua y consumo energético, también te ayudará incorporar una serie de hábitos como regar el jardín por la mañana bien temprano o al atardecer, de esa manera se reducirá el efecto de la evaporación y  ahorrarás agua. También ahorrarás con un sistema de riego de goteo. Y si además plantas vegetación mediterránea autóctona, todavía ahorrarás más.

Piscina

Cómo ahorra agua

Si tienes una piscina sabrás que un mantenimiento adecuado te puede permitir ahorrar mucho dinero en agua (y también en productos químicos). La hiberanación de la piscina cuando acaba la temporada de baño te permitirá mantener el agua para el verano siguiente. Con un correcto mantenimiento puedes conservar el agua hasta 5 años.

Para saber cómo tener una piscina sostenible y ecológica puedes leer este artículo

Otro aspecto esencial para ahorrar agua es saber identificar una posible fuga.

Higiene personal

Lavado de manos y dientes

Cuando realizas algo tan cotidiano como lavarte las manos y los dientes puedes llegar a consumir hasta 18 litros de agua. Optimiza al máximo el agua, cierra el grifo cuando no la utlices, nada de tener el grifo abierto mientras te estás lavándote los diente y mirando en el espejo, ¡estás tirando ese agua!
También puedes ahorrar instalando un dosificador.

WC

Otro gesto cotidiano en el que a lo mejor no has reparado es que cada vez que tiras de la cadena del WC vacías entre 6 y 10 litros de agua. Si colocas una o dos botellas llenas dentro del depósito o instalas un sistema de vaciado regulado, reducirás ese consumo a la mitad.

Ducha

Esta es una de las diferencias más evidentes: llenar la bañera representa entre 180 y 200 litros de agua, con lo que es un auténtico despilfarro, mientras que al ducharte utilizas entre 20 y 80 litros, la diferencia es notable ¿no crees? Así que si en vez de llenar la bañera nos duchamos, podemos ahorrar bastante más de la mitad del agua.

Además, aún puedes ahorrar más si instalas en tu ducha un regulador de caudal. Son unas piezas, nada caras, que se enroscan entre el flexor y el grifo para impedir un caudal excesivo (puedes ahorrar más del 50% de agua). Estas piezas son adaptables a casi todas las duchas.

Esperamos que estos consejos te ayuden a ahorrar agua ¡sin dejar disfrutar del verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Send this to a friend